Noticias y Blog del Festival

Síguenos también en Facebook y Twtiter; si te gusta lo que ves y vas a oir, difúndelo

WaterMelonSlim

Sin duda, Watermelon Slim puede ser una de las grandes sorpresas de este festival. Desconocido para el gran público de nuestro país es, sin embargo, una figura ampliamente reconocida entre los aficionados al blues de los Estados Unidos. Como lo demuestra el hecho de que, a lo largo de varias ediciones de los Blues Music Awards (galardón que se entrega anualmente a los artistas más destacados de este género) haya logrado atesorar un total de 17 galardones. En dos de las ediciones (las de 2007 y las de 2008) logró obtener seis en cada una de ellas. Ello le sitúa a la altura de algunas de las mayores figuras del género como B.B. King, Buddy Guy o Robert Cray, únicos artistas que han logrado un nivel de reconocimiento similar por parte de la industria.

Nacido en Boston, hijo de un abogado progresista que, ya en los años sesenta formó parte del movimiento de los "Freedom Riders" (activistas que se desplazaban hasta los estados del Sur para promover el registro en los colegios electorales de los votantes afroamericanos).

Herido en Vietnam

Él acabaría luchando en la guerra de Vietnam. Allí, tras ser herido, aprovecharía su estancia en el hospital para aprender a tocar la guitarra slide.

Su primera experiencia como músico profesional se remonta a aquellos años y hoy en día se considera como la única canción protesta contra la guerra de Vietnam grabada, durante la guerra, por un veterano que había vivido el conflicto en primera persona. Apareció en el disco "Merry Airbrakes" (1973). La experiencia, sin embargo, no fue más allá. Durante las siguientes tres décadas, se ganaría la vida con oficios tan diversos como conductor de camión, ascensorista, vendedor, trabajador en una empresa de pompas fúnebres o jardinero (etapa en la que perdió parte de uno de sus dedos). Su biografía se completa con una breve etapa como delincuente. Dispone también de su propia ficha policial.

Todo ellos, sin olvidar su etapa como cultivador de melones (de ahí le viene su nombre artístico) y una inteligencia privilegiada (de hecho, es superdotado) que le permitió cursar, al mismo tiempo, dos carreras universitarias, un master, e ingresar en el MENSA (el exclusivo colectivo internacional al que solo pueden ingresar aquellas personas que han sido oficialmente certificadas como "superdotadas").

El infarto de 2002

Su vida cambiaría radicalmente en 2002. Ese año sufre un infarto que casi le mata, le hace replantearse profundamente su vida y decide que la música tiene que volver a estar en el centro de la misma. Desde aquel momento, ha lanzado más de once discos, con el reconocimiento de público y crítica anteriormente mencionado. Sin embargo -y como mínimo, según informa su web oficial- sigue compaginando su carrera artística con su trabajo como camionero, imprescindible para mantener económicamente a su familia.