Noticias y Blog del Festival

Síguenos también en Facebook y Twtiter; si te gusta lo que ves y vas a oir, difúndelo

ShirleyDavisTras una carrera profesional de más de dos décadas, desarrollada fundamentalmente en el Reino Unido y Australia y que la llevaría a colaborar con figuran tan conocidas como Wilson Pickett la fortuna no llamaría hasta la puerta de Shirley Davis hasta hace poco más de tres años.

Esa oportunidad llegaría durante un concierto en Madrid de la desaparecida Sharon Jones. Al finalizar el espectáculo, Jones pidió al público que subiese al escenario, brindando a quien quisiese la oportunidad de cantar con ella. Un reto que Davis aceptó a la primera. Aquella improvisada actuación impactó profundamente a los responsables del sello discográfico Tucxone Records. Aquel día, según parece, no fueron capaces de entrar en contacto con aquella fiera que había salido al escenario. Sin embargo, no pararon hasta descubrir quién era, y cómo podían entrar en contacto con ella.

La localizaron en Australia. Y le propusieron volver a Madrid para grabar un disco, acompañada por los Silverbacks. Oferta que, una vez más, Shirley atrapó al vuelo. En 2016 aparecía, con unas fabulosas críticas que llegaron a situarla como la nueva gran promesa del Soul Europeo, "Black Rose". De forma automática, Shirley Davis & The Sirlverbacks se convertían en uno de los nombres más reclamados entre los organizadores de los Festivales especializados en su género de todo el continente. Hace ahora pocos meses aparecía el segundo disco del grupo, "Wishes And Wants", trabajo que presentarán en el XXVIII Festival de Blues de Cerdanyola.

Poner etiquetas siempre es complicado. No nos atravemos aquí a pronosticar, como muchos ya hacen, que Shirley Davis tiene muchos números para convertirse en la próxima Reina de la Música Soul. Lo que sí nos atrevemos a decir es que si os perdéis la oportunidad de verla, con vuestros propios ojos, el próximo 6 de octubre en el escenario de la Nit Gran del Festival, posiblemente os acabéis arrepintiendo de haber dejado pasar de largo esta oportunidad.