Noticias y Blog del Festival

Síguenos también en Facebook y Twtiter; si te gusta lo que ves y vas a oir, difúndelo

  • El Ayuntamiento hace un muy buen balance del formato y de la programación artística de alto nivel que se ha propuesto
  • Por toda la ciudad, tanto en los bares como en el escenario principal del Parc del Turonet, se ha vivido un muy bien ambiente
  • La apuesta por el retorno a la anualidad del evento se ha visto recompensada por un incremento de público y la organización ya trabaja de cara al festival del 2019

El Festival Internacional Blues de Cerdanyola ha cerrado este mediodía su décimo octava edición y su trigésimo aniversario con un balance muy positivo. En total se han programado unas setenta actividades y unos cincuenta conciertos durante diez días y toda la ciudad ha vibrado a ritmo de Blues en todas sus vertientes. El Ayuntamiento de Cerdanyola con la comisión organizadora, formada por personas vinculadas con los treinta años de historia del certamen, hacen también una valoración muy positiva y destacan la gran implicación de la ciudad y el buen ambiente que se ha vivido estos días en todo el municipio. También hay que remarcar la energía positiva que han demostrado los artistas y su compromiso con el certamen que se ha notado tanto dentro como fuera de los escenarios.

SusanSantosPublic

 

En total se calcula que han pasado por el festival unos 18.000 espectadores. La gran afluencia de público se ha notado desde un primer momento. Ya en la inauguración del pasado 28 de setiembre, el Museo de Arte Can Domènech quedó pequeño para acoger el duelo pianístico entre Mike Sánchez y Lluís Coloma. Durante todo el primer fin de semana se notó un incremento de personas venidas de fuera de la ciudad que aprovecharon el Festival Internacional Blues de Cerdanyola para pasear y disfrutar del buen ambiente que se respiraba en calles, plazas y establecimientos de la ciudad. Este volumen de vehículos y de gente llegada de fuera también se ha mantenido este segundo fin de semana.

 Los bares, pieza indispensable

La complicidad entre los bares de la ciudad y la organización es fundamental para montar la programación artística. Desde la organización se valora muy positivamente la implicación de los establecimientos y el alto nivel artístico que han propuesto y que se ha visto recompensado con una gran afluencia de público en todos los conciertos programados. Pero no sólo los bares se implican en la ciudad: escuelas de música (Aulos y Cromàtic), la Biblioteca, luthiers, librerías y entidades han vivido el festival de manera intensa, algo que ha hecho que el blues se respire por doquier y el buen clima se haya respirado durante los diez días de festival. Una vez más se hace evidente que la música en directo es una de las señas de identidad de Cerdanyola.

Acierto de formato

Desde de la organización también se valora muy positivamente el formato propuesto, con la incorporación de un gran concierto el viernes del segundo fin de semana por la noche, ya en el escenario principal del Parc del Turonet. El retorno de Sol Lagarto, la guitarra de Susan Santos y el descubrimiento de The Soul Jacket hicieron las delicias del público que llenó el Parc del Turonet el viernes por la noche.

Diversidad de estilos para la Nit Gran del Festival

La Nit Gran del Festival de ayer sábado llenó el Parc del Turonet. Por el escenario principal se vieron desfilar una gran diversidad de estilos que convirtieron la noche en un in crescendo que se contagió en el ambiente progresivamente y que encajó perfectamente entre los asistentes. La grata sorpresa lisérgica de Howlin’Dogs, el ritmo que hizo bailar al público de Mike Vernon & The Mighty Combo, la espontaneidad y frescura de Watermelon Slim y la energía de Shirley Davis & The Silverbacks fueron las notas dominantes de la noche.

Les mujeres, protagonistas dentro y fuera el escenario

Shirley Davis reivindicó a las mujeres en su concierto de ayer por la noche, e hizo subir a una veintena a bailar al escenario. Además, interpretó un par de temas entre el público y reivindicó el poder de las mujeres en la sociedad. El domingo se ha cerrado con protagonismo femenino. Las porteñas Miau Trío han puesto el punto y final de su gira europea en el Festival Internacional Blues de Cerdanyola. Johnny Big Stone & The Blues Workers han contado con la energía de Sweet Marta para mostrar el amplio repertorio de subgéneros del blues, y Ster Wax & Boogie, han cerrado esta edición a todo ritmo. Una edición que ya desde el cartel, obra de Olga Molina, ha puesto a las mujeres en el centro del festival.

La organización ya ha tomado apuntes para la próxima edición ya ha recogido las opiniones de público y artistas, y ya trabaja en la programación artística para 2019 asegurando que tienen en mente tantas propuestas como para poder montar tres o cuatro festivales más.